PACTO DE LA IGLESIA

(Lo que buscamos vivir)

Este pacto es el compromiso que el hombre hace con el Señor al aceptarlo como Salvador.

 

Estas son las palabras que se emiten:

Considerando que el Espíritu de Dios según creo me ha hecho recibir al Señor Jesucristo como Salvador, bautizarme en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

 

Auxiliado por el Espíritu Santo prometo vivir en amor cristiano con mi Iglesia procurando el crecimiento de la misma. Separar por lo menos la décima parte de todo lo que Dios me dé, para sostenimiento de la Iglesia. Descubrir los dones que Dios me ha dado y capacitarme en el Plan de Enseñanza de la Iglesia, para servir en un programa de esta.

 

Prometo practicar la devoción familiar y particular, educar a mis hijos en los caminos del Señor y procurar la salvación de mis parientes y conocidos. Vivir como hijo de Dios, mostrando una conducta que lo avale.

Seré justo en mis tratos, cumplido en mis compromisos y ejemplar en mi comportamiento. Me abstendré de la crítica, la murmuración, el chisme, la calumnia y todo aquello que lastime a mi Señor y a mis hermanos.

 

Me abstendré de usar y vender bebidas embriagantes, tabaco y todo aquello que sea un vicio y lo fomente.

Prometo velar por mis hermanos en la Iglesia con amor fraternal, tenerles presente en mis oraciones, auxiliarlos en la enfermedad y la necesidad.

 

Prometo que si dejo de residir en este lugar lo avisaré a mi Iglesia, despidiéndome de ella, uniéndome tan pronto como sea posible con otra Iglesia Bautista en la cual pueda cumplir con el espíritu de este PACTO y los principios emanados de la Palabra de Dios.

Iglesia Bautista Bethel.                                                                                                                                                                                                      ®2013. México, D.F.

¡Síguenos en Facebook!